El Afrodisíaco

Es curioso pero muchas de las leyendas urbanas se transmiten en los institutos y universidades entre los estudiantes.

Van pasando de "boca en boca" y por lo general como algo extraordinario. Seguramente son la parte de la población más fácil de engañar.

Muchas de las leyendas urbanas tratan de sexo entre adolescentes.

En esas leyendas se mezclan el desconocimiento del sexo y las alteraciones de la edad con ese oculto mundo de los afrodisíacos.

Hay muchas historias que hablan de estos productos:

El niño cuyo padre es veterinario y le da en secreto a su hermana un producto que dicen se utiliza para poner "a punto" a las vacas y el niño y su amigo ven como la muchacha no puede controlar ese "deseo incontrolado" que está sintiendo.

En los años 70, se difundió la idea, y aún hoy se escucha, de que poniendo una aspirina en una Coca-Cola provoca un estado de "deseo" imposible de contener, de ahí que las muchachas no soltaran su vaso en ningún momento.

Esa falta de información hace que se piense en estos elixiris como algo que provoca hasta en la más cándida de las muchachas un desenfrenado frenesí.

La siguiente Leyenda Urbana trata de eso:

Un joven habla con un amigo, ese tipo de amigo que sabe de todo, sobre lo enamorado y las ganas que tiene de estar con una determinada muchacha, pero de todos es sabido lo "estrecha" que es.

A pesar de que algunos lo han intentando, nadie ha sido capaz de sacarle ni "un casto beso".

El amigo "sabelotodo" le recomienda que le ponga en la bebida Spanish fly un potente afrodisíaco elaborado a base de triturar un escarabajo, también se le llama "la mosca de España".

El joven hace lo que le han recomendado e invita a la muchacha al cine, donde compran bebidas y palomitas, como suele ser habitual, en un descuido de ella, pone la cantidad que le indicaron en la bebida de ella.

Se ponen a ver la película y el tiempo pasa sin que note ningún gesto que le indique que el "plan" está dando resultado.

A mitad de la película, el joven le dice que va a comprar más bebidas, con la intención de aumentar la dosis, cuando vuelve la chica se había marchado.

Desolado se va hacia el coche y comprueba que la muchacha estaba dentro en un estado "descontrolado" y "jugando" con la palanca de cambio del vehículo.

1 comment:

  1. Do you love Pepsi or Coke?
    ANSWER THE POLL and you could get a prepaid VISA gift card!

    ReplyDelete

Las historias, mitos y leyendas publicadas en este blog, no pretenden descalificar ni desprestigiar a las personas por su condición física, sexual o ideológica. Las historias son sólo eso, historias que le sucedieron al amigo de un amigo. Los comentarios en este blog son responsabilidad de quien los emite. Por favor se moderado y respetuoso hacia el punto de vista de los demás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...